CONAMUCA
 
   
   
   
     
     
     
     
 
Con nuestra lucha
Florece la Esperanza...!
 
 Confederación Nacional de Mujeres Campesinas

 

ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL INSTAN AL CONGRESO DOMINICANO A APROBAR NUEVAMENTE UN CÓDIGO PENAL QUE INCLUYA LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO POR TRES CAUSALES

 

A través de la sentencia TC-0599-15 del 17 de diciembre de 2015, el Tribunal Constitucional dominicano declara inconstitucional el Código Penal promulgado el 19 de diciembre de 2014 por cuestiones de forma, sin pronunciarse sobre la constitucionalidad de su contenido, que incluye la despenalización del aborto por causales. Según el Tribunal Constitucional el Código Penal no cumplió con las formalidades requeridas por la Constitución Nacional para ser aprobado, luego de ser observado por el Presidente.

De manera que esta sentencia no representa obstáculo legalpara la aprobación de las disposiciones sobre interrupción del embarazo que contenía el Código Penal aprobado en 2014, luego de las observaciones del Presidente. El mismo incluía tresexcepciones a la penalización del aborto: cuando exista peligro para su vida y salud, cuando el embarazo sea producto de una violación sexual o incesto, y cuando existan malformaciones fetales incompatibles con la vida.

Ante esta decisión de la máxima autoridad constitucional del país, instituciones, organizaciones de mujeres, agrupaciones políticas sindicales y organizaciones internacionales, exigimos a legisladores y legisladoras en el Congreso Nacional, así como al Presidente de la República, asumir su rol en la protección de los derechos humanos de las mujeres y aprobar nuevamente un Código Penal que garantice los derechos a la vida y salud de las mujeres.

 El Estado dominicano debe proteger a las mujeres de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes y un código penal que criminalice el aborto sin excepciones es claramente violatorio de esa obligación. Volver a un código que data del año 1884 supone un retroceso en los derechos humanos de las mujeres reconocidos en el derecho internacional y de obligatorio cumplimiento para la Republica Dominicana.

 Las mujeres somos más del 50 por ciento de la población dominicana, no garantizar nuestros derechos más básicos es violentar a más de la mitad de la nación”, declara Sergia Galván, directora de la Colectiva Mujer y Salud.

 República Dominicana tiene una de las mayores tasas de mortalidad materna de la región. En 2014 murieron 179 mujeres y al final de noviembre de 2015 van 164 muertes en su mayoría por causas evitables y en parte por abortos inseguros. Es responsabilidad del Estado dominicano evitar que se repitan más muertes como la de Esperancita, quien, con tan sólo 16 años murió por no recibir a tiempo el tratamiento de quimioterapia que necesitaba para tratar la leucemia por estar embarazada de siete semanas.


Ante la sentencia de Tribunal Constitucional

que anula el nuevo Código Penal

                                                                                          Foto de Lorena Espinoza

El Foro Feminista junto a instituciones, organizaciones de mujeres del país, agrupaciones políticas sindicales del país y organizaciones internacionales, nos dirigimos a la sociedad dominicana para manifestar nuestra indignación y alarma frente a la sentencia emitida recientemente por el Tribunal Constitucional y en virtud de la cual se anula el Código Penal aprobado por el Congreso Nacional el 19 de diciembre del 2014, manteniendo la vigencia al Código Penal de 1884, sin mencionar siquiera sus reformas.
El Código Penal anulado contiene disposiciones dirigidas a sancionar hechos antijurídicos que afectan a la sociedad dominicana, como el sicariato, los crímenes de lesa humanidad, el feminicidio, la sanción a autoridades públicas por tratos crueles, inhumanos o degradantes y la corrupción, entre otros. Pero además, dicho Código incorporaba avances en materia de protección de derechos humanos de las mujeres al tipificar delitos o circunstancias que afectan de manera particular o en mayor proporción a las mujeres.

Uno de esos avances es la despenalización de la interrupción del embarazo cuando concurren circunstancias especiales, es decir, cuando peligra la vida de la mujer, cuando se constatan en el embrión malformaciones congénitas incompatibles con la vida y cuando el embarazo es producto de una violación o incesto. Este reconocimiento –en la ley penal- del derecho a la vida, dignidad e integridad de las mujeres es una demanda que desde hace más de 45 años vienen exigiendo organizaciones feministas y de mujeres. Sin embargo y por distintas responsabilidades de los Poderes del Estado y de los partidos políticos que determinan en esas instancias, al día de hoy todavía no se logra hacer efectiva esa garantía de los derechos de las mujeres.
En esta ocasión el procedimiento de aprobación del Código es la excusa para que se postergue la entrada en vigencia de una Ley que podría contribuir a evitar la muerte de cientos de mujeres y niñas en nuestro país; que reduciría el dolor y el trauma de quienes producto de una violación, -muchas veces cometidas por sus padres-, son obligadas hoy a una maternidad que no buscaron y que no están en capacidad física, emocional o económica para afrontar.
Observamos con enorme preocupación este nuevo escenario que representa una grave amenaza a los avances jurídicos contemplados en el Código Penal aprobado en diciembre del 2014 y manifestamos nuestra decisión de mantenernos vigilantes de la actuación de quienes han sido elegidos por el pueblo como representantes y garantes de los derechos de toda la población en el país, de la cual las mujeres representamos el 50%.
Igualmente, demandamos se mantengan los artículos 107, 108, 109 y 110 del Código Penal aprobado en el 2014 referidos al acceso de las mujeres a interrumpir un embarazo en las circunstancias especiales antes señaladas.

 

¡BASTA YA DE DEMORAS Y OBSTÁCULOS A LA PROTECCION DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES!

 

Organizaciones firmantes: 
Foro Feminista, CONAMUCA, Colectiva Mujer y Salud, CIPAF, Ce-Mujer, CEDUCA, Núcleo de Apoyo a la Mujer, UDEMU, Womens Link Worldwide, Centro de Estudios de Género de INTEC, Centro de Género y Familia de la UASD, OXFAM, CLADEM RD, UNISIMAS

 

 


 

Veintinueve años de CONAMUCA

 

El primero de Noviembre de 1986 nace la Confederación Nacional de Mujeres del Campo, CONAMUCA.

Los años ochenta fueron difíciles para nuestro país; la crisis económica repercutió directamente en el campo dominicano y las mujeres arrastraban una situación de violencia y violación de derechos, especialmente las campesinas para poder acceder a las tierras.

Ese contexto de crítica y marginalidad social, más el asesinato de la líder Mamá Tingó en 1974, aceleró el proceso de movilización e inserción de las mujeres en las organizaciones y en las luchas por la igualdad de condiciones de mujeres y hombres de la R.D.

Desde nuestros inicios asumimos como nuestra la rebeldía de Florinda Soriano (llamada cariñosamente Mamá Tingó): una mujer fuerte y animosa, productora de frutos y vegetales, madre de 10 hijas/os que no tuvo oportunidad de alfabetizarse. Líder campesina, luchó junto a 350 familias por la tierra que los vio nacer y en la que habían trabajado toda la vida. El primero de noviembre de 1974 Mamá Tingó fue mandada a asesinar por un terrateniente. Ese día será recordado siempre porque Doña Tingó fue una luchadora incansable y se convirtió en una líder campesina inmortal.

Nosotras, las mujeres campesinas, seguimos su ejemplo y desde CONAMUCA reafirmamos la continuación por la lucha de los derechos de las mujeres

Persistiremos siempre que exista una situación de desigualdad para las mujeres. Defenderemos los intereses sociales, políticos, económicos, jurídicos y culturales de las mujeres del campo dominicanas. Porque queremos una sociedad justa, basada en la igualdad y equidad, sin ningún tipo de discriminación.

 

¡¡BASTA YA DE OPRESIÓN, REBELÉMONOS!!  

 


 
 

Nuestra Presencia en el Internet

Para una organización como la CONAMUCA, la presencia en la red del Internet es mucho más que ponerse a la par con los avances de la tecnología de la comunicación. Es disponer de una nueva herramienta para dar a conocer nuestros puntos de vista sobre la realidad de la mujer del campo, sobre la situación general de nuestro país y como ésta gravita en la condición de vida de los sectores más empobrecidos.

Es un medio para avanzar en nuestro propósito de impulsa la construcción de un modelo de sociedad basado en la equidad, que rompa con la discriminación social, económica, política y cultural que padecemos las mujeres dominicanas.

Es, además, un espacio para reafirmar nuestros principios como organización educativa, clasista, solidaria, democrática, antiimperialista y anti neoliberal, siempre respetuosa de las diferencias étnicas, las opciones políticas y las creencias religiosas de nuestras integrantes.

Nuestro sitio web es un medio del que pueden disponer las organizaciones hermanas, en la lucha permanente e incansable por concienciar y unificar a las mujeres del campo y la ciudad alrededor de la promoción y defensa de sus derechos.

Hagamos de ésta, una experiencia comunicativa que fortalezca los lazos de solidaridad de nuestras organizaciones.

Hagamos de este, un vehículo que nos permita avanzar en la construcción de un modelo de sociedad cimentado en la Equidad y la Justicia Social.

Para ello, contamos con tu mano solidaria…!

 
Por el derecho a una vida digna en el campo
Sin violencia y sin exclusión


La Confederación Nacional de la Mujer del Campo (CONAMUCA), vive y siente la situación de pobreza de miles de mujeres campesinas y sus familiares, residentes en las zonas agrícolas del país, lo cual revela un estado de exclusión social.

La conmemoración el 15 de octubre del Día Internacional de la Mujer Rural encuentra el campo dominicano sumido en un estado de miseria, producto de la falta de políticas sociales y agrícolas que incidan en el bienestar de la familia campesina, pequeños/as productores/as agrícolas y en especial a la mujer.

La mujer del campo, en su situación de marginalidad, se encuentra sin posibilidad de acceso a la tenencia de la tierra, el crédito y la nueva tecnología. Se ha convertido en parte de la cotidianidad de la mujer rural el deterioro en los servicios de la salud pública, de agua potable, de falta de vías de comunicación en las comunidades y un alto analfabetismo imperante. Así como, la concentración de la tierra productiva en manos de terratenientes y de capital extranjero.

Entendemos que hay que definir y ejecutar reales estrategias de combate a la pobreza, ya que vivimos en una crisis alimentarias de grandes repercusiones sociales, contraria a los objetivos que buscan el logro de una soberanía alimentaria que se sustente en los niveles productivos de la zonas agrícolas y la calidad del consumo a de la gente para promover desarrollo humano.

La CONAMUCA reitera que es necesario la aplicación de un nuevo Código Agrario que exprese los Derechos Humanos, Económicos y Sociales de la Mujer del Campo, sustentado en una Reforma Agraria Integral, que ponga al campo dominicano en condiciones óptimas como generador de riqueza alimentaria y que procure equidad social y de género.

Paradójicamente, el 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación y todavía seguimos hablando de hambre, seguimos demandando del gobierno una verdadera soberanía alimentaria, con alimentos dignos y suficientes para todas y todos.

En ese sentido, CONAMUCA, conjuntamente con los movimientos sociales de América Latina y el Mundo, a través la Vía Campesina, espacio donde participan movimientos indígenas, trabajadores, ecologistas, medianos y pequeños productores, movimientos de mujeres, etc., propugnamos y defendemos la Soberanía Alimentaria como “un derecho de los pueblos y países a definir sus políticas agrícolas y alimentarias con autonomía y participación de las gentes”.

 
© 2010 Todos los Derechos Reservados | Confederación Nacional de Mujeres Campesinas [CONAMUCA] | República Dominicana